miércoles, 4 de febrero de 2009

La tortura a ojos vista (Antitauromaquia.com)

Al instante en el que el toro es "llamado" a la plaza, el toro se encuentra frente una puerta que da directamente a ella. Desde allí se le clava la divisa para que salga disparado por el dolor.Una vez allí, los toreros le harán el "test", para ver el grado de debilidad en el que se encuentra después de estar sometido a tantas torturas previas.

Si el torero percibe que el toro embiste con mucha energía, ordena al picador montado a caballo hacer su trabajo consistente en desangrar al toro para debilitarlo, clavándole en el lomo una lanza de 40 cms. que le destroza músculos (trapecio, romboideo, espinoso y semiespinoso, serrados y transversos de cuello). Lesiona, además, vasos sanguíneos y nervios.


Esto es para que el torero pueda brindar la expresión artística que se supone debe tener este espectáculo. A partir de entonces, un solo puyazo podría destrozar al toro, por eso se hace en tres tiempos“para mayor goce de la afición.”