jueves, 12 de febrero de 2009

Hasta un billón de euros de financiación pública podrían ir a parar a la banca en Europa

Dinero sí hay, pero para el capital. Para tapar la crisis financiera la UE ha aprobado crear "bancos malos" con dinero público, dedicados a comprar los "activos tóxicos", de la banca europea.La UE dio ayer el pistoletazo de salida para la creación de bancos malos en Europa, entre las reticencias de países que, como España, temen que el proceso distorsione la competencia en el sector. Bruselas promete una vigilancia estricta y sólo concederá seis meses para que las entidades se deshagan de sus activos tóxicos.

El principio de acuerdo para la creación de bancos malos en Europa fue suscrito ayer en Bruselas por los 27 ministros de Economía de la UE (Ecofin), después de un largo desayuno de trabajo sobre la urgente necesidad de restablecer el flujo del crédito hacia empresas y familias.

A pesar de las reticencias de algunos de los presentes, entre ellos el vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, el Ecofin aceptó que la estabilidad del sector financiero requiere zanjar de una vez el problema de los llamados activos tóxicos.

E incluso amplió ese concepto, con la nueva denominación de activos impedidos, para que el plan incluya también productos que han perdido valor, como los préstamos hipotecarios en países donde ha estallado la burbuja inmobiliaria.