miércoles, 18 de febrero de 2009

Homenaje al Exilio Español en Paris. 70 años después.

La historia oficial francesa minimiza la participación de extranjeros y niega el relevante papel que desempeñaron los exiliados españoles en la liberación de Francia.
Una delegación de la CGT participó en París en el Hommage à l’Exil espagnol, 1939-2009, invitados por la CNT-Francesa organizadora de la conmemoración. Los actos fueron diversos: una exposición sobre “Los republicanos españoles” de la asociación Mémoires Partagées; dos debates, uno sobre “la deportación a Mauthausen y los españoles en la Resistencia” y otro sobre “La CNT española antes de 1936 y desde el exilio de 1939”.

También se presentaron los libros Les républicains espagnols au Camp de Mauthausen, le devoir de survivre de Véronique Salou, y La Nueve de Evelyne Mesquida.Dos hermosos textos reivindicativos de la presencia notable de republicanos en la Resistencia, ya que la historia oficial francesa minimiza la participación de extranjeros y niega el relevante papel que desempeñaron los exiliados españoles en la liberación de Francia.

No hay que olvidar que la 3ª compañía del 3º Batallón de Marcha de la 2ª división blindada del general Leclerc, mandada por el capitán Raymond Dronn, estaba formada mayoritariamente por españoles, tanto es así que era conocida por “la Nueve”. Los primeros vehículos blindados que entraron en la capital francesa y que liberaron París, llevaban los nombres de Madrid, Guernica, Teruel, Guadalajara, Brunete o Don Quijote.
Pero el acto más emotivo fue la ofrenda realizada en el monumento a los republicanos muertos en el Campo de Mauthausen y caídos por la libertad, del cementerio de Père Lachaise, que contó con la presencia de Ramiro Santiesteban, antiguo deportado y último presidente de la Federación Española de Deportados e Internados Políticos (FEDIP). Hubo parlamentos, canciones y un ambiente fraterno, lástima que una fuerte nevada desluciera el acto. También se inauguró una placa conmemorativa, en la fachada del local de la CNT-F, como homenaje a los militantes de la CNT de España en el exilio.