jueves, 12 de febrero de 2009

La Policía local dedicó más de 2.700 horas en vigilar el botellón del Regajo

El Ayuntamiento y los bares se han reunido ya para buscar alternativas de ocio porque quedarán prohibidas las reuniones de jóvenes allí este verano.
El cuerpo de la Policía Local de Béjar dedicó más de 2.700 horas en vigilar el botellón en el paraje de El Regajo, según se desprende de la memoria facilitada por el subinspector jefe sobre las actuaciones realizadas durante el año 2008.

En concreto, la Policía local realizó 342 servicios en ese paraje público desde abril hasta octubre si bien precisó la realización de servicios extraordinarios desde junio hasta octubre. De hecho, ese aumento de la vigilancia se centró en los meses de verano y sobretodo, una vez conocida la sentencia por la que se obligaba al Ayuntamiento a emplear todos los medios necesarios para erradicar de allí el botellón

De cara al próximo verano, el Ayuntamiento de Béjar y los responsables de los bares han mantenido ya varias reuniones para ir perfilando las alternativas de ocio para la juventud ya que en losmeses de calor quedarán expresamente prohibidas las reuniones de jóvenes en ese paraje para celebrar el botellón.

En este sentido, el alcalde, Cipriano González,matizó ayer que no se trata de cumplir la sentencia del año pasado sino cumplir la normativa existente en Castilla y León, que prohibe el consumo de alcohol en la calle.

Además, González ha solicitado un informe sobre las licencias y horarios de los bares para ir tomando las decisiones necesarias de cara al verano. Aunque las reuniones han comenzado ya, es intención del equipo de Gobierno continuar con las rondas de contactos con el objetivo de ir planificando las propuestas de ocio para los jóvenes en verano.