lunes, 2 de febrero de 2009

El desempleo mundial podría crecer en 50 millones y más de 1.400 millones serán trabajadores pobres en 2009

Cifras escalofriantes. El capitalismo nos lleva a la ruina y la barbarie. Más de 50 millones de nuevos parados y casi la mitad de los trabajadores empleados serán pobres en 2009, según la OIT

El capitalismo nos lleva a la ruina y la barbarie. Más de 50 millones de nuevos parados en 2009 por la crisis del sistema, pero es que, por si fuera poco, casi la mitad de los trabajadores empleados serán pobres, es decir, sus salarios los condenarán a la miseria. Los trabajadores pagan una crisis que es del capitalismo, de un modo de producción irracional que, habiendo desarrollado la técnica y la productividad a niveles en que sería posible el bienestar general de la población mundial, lo que siembra es paro, hambre, miseria, destrucción medioambiental, guerras…
La OIT, institución vinculada al capitalismo, no saca como conclusión de su informe siquiera una medida tan elemental y evidente contra el paro como la de una campaña mundial por la reducción generalizada de la jornada laboral –similar a la que en su momento se realizó por las 8 horas— que, combinada con un alza general de los salarios, abriría posibilidades de repartir el empleo y mejorar el bienestar de la inmensa mayoría de la población mundial. Está claro, sin embargo, que medidas de ese tipo --junto a otras como la intervención de las empresas que pretendan cerrar o despedir masivamente...-- chocan frontalmente con los intereses del capital y de sus gobiernos e instituciones, por lo que sólo la movilización obrera --que también deberá superar el obstáculo de organizaciones sindicales burocratizadas y domesticadas como la CES-- podrá conquistarlas.