miércoles, 18 de febrero de 2009

La patronal pide poder despedir sin ninguna traba

Despido barato y fácil, sin trabas administrativas, más dinero público para sus negocios... los causantes de la crisis piden que sean los trabajadores quienes la paguen, recortándoles más derechos.
Los empresarios siguen lanzando sus propuestas para la reforma del mercado laboral. A la polémica petición de abaratamiento del despido, hoy la CEOE suma la reivindicación de que los expedientes de regulación de empleo (ERE) no estén sujetos "para nada" a la autorización de la Administración para conseguir, una mayor rapidez en su tramitación.

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, cree que esta medida permitirá, entre otras cosas, que "no se eternicen" las tramitaciones de los ERE. Durante un acto organizado por el Foro Nueva Economía Fórum, patrocinado por la Fundación o­nCE y Caja Navarra, quiso "dejar claro" que los empresarios no quieren despedir a ningún trabajador y que cuando se ven obligados a reducir parte de su plantilla es para salvar a la empresa y al resto de sus empleados.A vueltas con el despido

Díaz Ferrán insistió en la necesidad de establecer un contrato más "moderno", que contemple una indemnización por despido de 20 días por año para generar más "confianza" en los empresarios y así crear más empleo.

El presidente de la patronal insistió en afirmar que los empresarios "nunca hemos pedido despido libre" puesto que ya existe, "pero es carísimo" y ese precio penaliza la contratación.