martes, 24 de marzo de 2009

Los actos simbólicos no bastan

El próximo 28 de marzo, a las 20:30 se ha convocado un apagón mundial de una hora en una acción conjunta para llamar la atención sobre los efectos del calentamiento global.A iniciativa de WWF el próximo 28 de marzo, a las 20:30 se ha convocado un apagón mundial de una hora queinvolucrará a los gobiernos, ciudadanos y empresas en una acción conjunta para llamar la atención sobre los efectos del calentamiento global. Hasta ahora, más de 1.000 ciudades se han comprometido a apagar las luces de sus edificios más emblemáticos. Según la organización WWF se trata “de demostrar que la lucha contra el Cambio Climático es posible” y de “comprometer a los gobiernos ante la Conferencia sobre Cambio Climático de Copenhague (Diciembre, 2009)”.

La asociación Globalízate apoya el acto porque permite que el asunto del cambio climático vuelva a los medios de comunicación y a la sociedad, pero cuestiona la dificultad de evaluar si se han conseguido los objetivos tras el apagón. El primer objetivo es imposible de alcanzar si mantenemos la misma lógica de producción y consumo mantenida durante el siglo XX y basada principalmente en el consumo de combustibles fósiles y en segundo lugar, no será hasta diciembre cuando comprobemos si los gobiernos alcanzan un acuerdo importante. En ese momento, ya nadie se acordará del apagón del próximo sábado.