martes, 3 de marzo de 2009

Imputan a 15 guardias civiles por torturas

15 números de la Guardia Civil han sido imputados por torturas a dos ciudadanos vascos, Portu y Sarasola, uno de los cuales después de pasar por manos de la benemérita, acabo en la UVI

video

El juez encargado del caso de los posibles malos tratos a los ciudadanos vascos Igor Portu y Mattín Sarasola ha dictado un auto por el que confirma la imputación de 15 agentes de la Guardia Civil al apreciar "indicios de la posible comisión de varios delitos de tortura y lesiones".

En el auto, de fecha 27 de febrero de 2009, el juez decide abrir procedimiento abreviado por esta causa, según informó hoy el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. De esta forma, se imputa a quince agentes de la Guardia Civil por un posible delito de tortura en concurso con otro delito o falta de lesiones.

Por su parte, el director del operativo policial y el agente custodio en calabozos están imputados por la comisión de dos delitos de tortura en concurso con un delito de lesiones y una falta de lesiones.

Portu y Sarasola, vecinos ambos de la localidad navarra de Lesaka, fueron detenidos el 6 de enero del año pasado en Arrasate por la Guardia Civil. Tras pasar por Lesaka y sin aparentes daños fisicos, uno de ellos Porttu, aparecio en la UVI el hospital Donostia con evidentes signos de tortura, entre ellos, alguna costilla rota.