miércoles, 25 de marzo de 2009

HIJOS DE PUTA

Prosigue la matanza de 320.000 focas en Canadá a pesar de la oposición de los activistas y del mal tiempo

¿Es la cruel matanza de focas en Canadá un deporte o un lucrativo negocio?

La caza indiscriminada y cruel de las focas que se practica en Canadá es permitida por el Gobierno canadiense justificándola bajo el argumento de que las focas han acabado con el bacalao y que de esta forma las frenan para que no sigan consumiendo al pez, y a pesar de que varias organizaciones y sociedades protectoras de animales tanto de Canadá como de Estados Unidos han unido esfuerzos para acabar con esta despiadada caza, nada han podido lograr, ya que en estos días ha iniciado la caza anual de focas que cada año llega a 350, 000 muertes.
Lo que preocupa a los ambientalistas es que al ritmo que van y al no permitir que las focas lleguen a su madurez pronto podría dejar de existir esta especie. Una más en la larga y frenética carrera de exterminio por parte del mayor depredador hijo de puta de todos los tiempos, ELHOMBRE…el civilizado, el pensante.
Mientras la polémica sigue, 90.000 jóvenes focas, que ahora reposan sobre los hielos del golfo de San Lorenzo, serán cazadas en menos de tres días.
La HSUS considera que el Gobierno mantiene estas cacerías por dos motivos principales:

1 - Para que los pescadores obtengan algunos ingresos fuera de la temporada de pesca.
2 - Por el mito no demostrado de que extinguen el bacalao. Por este motivo las focas son vistas como "una plaga" a la que hay que exterminar.

Las organizaciones defensoras de los animales denuncian la crueldad con la que son asesinados estos mamíferos. La Fundación Altarriba explica que a principios de la temporada los cazadores utilizan porras o picos de hierro para matar a golpes a las crías de estos animales. En los meses posteriores se pasa a utilizar el rifle.

video
“Hoy mismo, encontramos un cachorrito de foca que estaba herido y perdido. Fue aporreado pero logró escapar, agonizando hasta morir bajo el hielo” relata AJ Cady, portavoz del Fondo Internacional para el Bienestar Animal.

No hay comentarios: