viernes, 27 de marzo de 2009

El PSOE denuncia en Bruselas el mini Vaticano de Rouco

Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de los cielos” (Mateo 19:24)
El eurodiputado socialista Carlos Carnero ha pedido ante la Comisión Europea que evalúe el impacto ambiental que tendrá la construcción de la ciudad de la Iglesia en el madrileño Parque de la Cornisa, en los más de 15.000 metros cuadrados que el Ayuntamiento de Alberto Ruiz Gallardón ha cedido al arzobispado que preside Antonio María Rouco Varela. El PSOE considera que este estudio es “insoslayable”, ya que ni el Ayuntamiento ni la Comunidad de Madrid han pedido ningún informe similar para desarrollar el macro proyecto que sustituirá una enorme zona arbolada sobre la cornisa del Manzanares por un mini Vaticano al gusto del presidente de la Conferencia Episcopal

El gobierno socialista de España ha tenido una serie de conflictos épicos con la Iglesia Católica en años recientes alrededor de asuntos polémicos como el aborto, los derechos de los homosexuales y el divorcio. El escándalo más reciente tiene que ver ahora con un parque.

Los socialistas han activado las alarmas por un plan de la iglesia de convertir una sección de uno de los parques más viejos de Madrid en un centro eclesiástico apodado por sus antagonistas como el "mini Vaticano".

Un vocero del Partido Socialista calificó el martes el plan de un "ataque histórico" y el partido ha recurrido a la Comisión Europea en Bruselas para tratar de hundir el proyecto, que fue aceptado hace 10 días por el concejo conservador de la alcaldía de Madrid.

La controversia es por los planes de erigir cinco construcciones, incluyendo una residencia para sacerdotes, una biblioteca eclesiástica y otra iglesia, en un predio en el borde del centro histórico de Madrid llamado Cornisa de San Francisco.

El área, vista en una pintura de 1788 de Francisco de Goya llamada "La pradera de San Isidro", fue alguna vez el sitio donde la iglesia realizó juicios durante la Inquisición española. Hoy es un parque público donde los madrileños pueden relajarse del ajetreo diario.

La frase del evanglio de Mateo viene muy bien para explicar cual es el fin primero y último de la Iglesia: "el dinero".

La Iglesia sólo se interesa por el dinero y otra prueba de ello es la negativa de las autoridades suizas de dar a conocer los nombres de los titulares de cuentas secretas, la inmensa mayoría alojadas en el banco UBS, cuyo logotipo ni más ni menos es el del Vaticano.

Por eso el "infierno" debe de estar lleno de papas, cardenales, arzobispos, obispos y toda la jerarquía; y no lo digo yo, lo dice el evangelio.Ojo con la Iglesias, llevan dos mil años gobernando en la sombra y cada vez se nota más sus ansias de poder absoluto.Como díría Orson Wells, en la narración de la Guerra de los Mundos: " lenta, pero inexorablemente................."
Texto copiado de SERPENTARIUS