martes, 21 de abril de 2009

La Guillotina Merece ser Restaurada!!!

La gran burguesía explotadora está mostrando el verdadero rostro, amplificado, de un sistema que a lo largo de años ha venido humillando a la clase trabajadoraNuestras generaciones nunca habían sido testigos de un Estado tan desvergonzado como lo puede ser hoy el Estado burgués Capitalista.

Mientras el Capitalismo marchaba a sus anchas podíamos ver de qué forma se le rogaba al Estado para que pudiera “aflojar” para con los intereses del pueblo. Lo increíble era que se podía “aflojar” sobre alguna materia en particular, pero nunca lo bastante por lo que tarde o temprano se volvía a rogar y “aflojar” en el particular.

Ahora con la crisis el Estado Capitalista no tiene ni la más mínima vergüenza en “aflojar” para con la clase adinerada y es capaz de “aflojar” sumas tan exorbitantes que uno podría preguntarse: “perdón ¿nos hemos perdido de algo?”

Se nos re-que-te-inculcó siempre de que no habían suficientes recursos para la educación, la salud, para los trabajadores, para los sin techo, para los sin tierra, los jubilados, etc., y ahora resulta que existe dinero que, poco menos, rayando en la vulgaridad únicamente para servir a la clase adinerada y así salvar sus propiedades, Bancos, Fondos Privados, Industrias, Servicios, etc.
(Nota: Lo que fue sacado “inteligentemente” del sudor de la clase trabajadora ¿tiene que ir a parar a la clase adinerada para de algún modo volver a “repuntar”? Con todo esto que está pasando el Estado queda al descubierto y deja distinguir su real naturaleza al ponerse desvergonzadamente al servicio de la clase explotadora: la gran burguesía capitalista.)

La ironía de todo esto es que el Estado “afloja” y a la luz pública, para que los trabajadores y los más humildes “no” pierdan sus trabajos, “no” pierdan sus ahorros, “no” pierdan las oportunidades de crédito, etc.; “afloja”, según, para “salvaguardar” los intereses del pueblo. ¿De qué nos enteramos después? Pues nos enteramos de masivos despidos, personas que pierden porcentajes considerables de sus ahorros previsionales, etc… ¡¡¡toda una mísera burla hacia el pueblo explotado!!!