miércoles, 1 de abril de 2009

La cara más trágica de la barbarie capitalista: la crisis producirá 200 millones más de hambrientos

El número de personas que no tienen suficiente para comer aumentó en 150 millones en 2008 y es probable que la crisis económica mundial aumente en 200 millones más esa cifra en 2009.
La crisis alimentaria mundial a punto de empeorar

Un nuevo informe publicado por la Confederación Sindical Internacional predice un empeoramiento de la ya grave crisis alimentaria mundial a menos que los gobiernos y agencias internacionales tomen medidas urgentes.

El número de personas que no tienen suficiente para comer se ha incrementado en 150 millones durante 2008, y es probable que la crisis económica mundial suponga que 200 millones de personas más se hundan en la pobreza absoluta.

El informe “Una receta para el hambre: el deterioro alimentario del mundo” apunta como causas principales a la especulación financiera y a la toma de beneficios masiva por parte de un puñado de multinacionales, junto con el fracaso de políticas implementadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

También pone de relieve las repercusiones de las reglas comerciales que reducen la seguridad alimentaria y el impacto del cambio climático. Otro factor importante, mientras gobiernos y empresas buscan alternativas a los combustibles fósiles, es el incremento de la producción de biocombustibles a costa de la producción de alimentos.

“Los gobiernos están gastándose cientos de miles de millones de dólares en apuntalar bancos y organismos financieros fallidos, al tiempo que el Programa Mundial de Alimentos afirma que todos los niños hambrientos del mundo podrían ser alimentados con la sola cantidad de US$3.000 millones.

La situación podría cambiarse por completo con tan sólo US$30.000 millones al año”, dijo Guy Ryder, Secretario General de la CSI. “La atención pública está, con toda razón, enfocada en la enorme escala de la crisis económica mundial, pero esto no debería restarle valor al hecho de que el número total de personas sin comida suficiente es probable que supere tranquilamente los 1.000 millones de personas en un futuro cercano”, añadió.