miércoles, 28 de enero de 2009

Benedicto XVI reabre la herida judía

La decisión de revocar la excomunión de los obispos lefebvristas distancia aún más a judíos y católicos - Williamson volvió a negar el Holocausto hace unos días
Retirar la excomunión a un obispo que niega el Holocausto. Esta decisión de Benedicto XVI, anunciada el sábado, ha vuelto a abrir las heridas. El Papa ha decidido revocar la excomunión de los cuatro obispos consagrados en 1988 por el prelado cismático Marcel Lefebvre creando una nueva brecha entre católicos y judíos y ha levantado críticas incluso en algunos grupos católicos. La comunidad judía ha recibido con indignación la readmisión del obispo británico Richard Williamson que, en una entrevista reciente, había negado el holocausto al afirmar que "no existieron las cámaras de gas" y que no murieron seis millones sino unos 300.000 judíos, "ninguno gaseado".