domingo, 3 de mayo de 2009

RESPUESTA DE EL NOI DEL SUCRE AL SEÑOR ALCALDE DE MERIDA

He leido las declaraciones que ha hecho el señor Ángel Calle, alcalde de la ciudad de Mérida y la verdad es que me han sorprendido. No esperaba que un representante político y sobre todo un alcalde que se llena la boca de democracia y de respeto utilizara un vocabulario tan pobre. Creía que ese vocabulario solo lo utilizaba gente ignorante y paleta como yo, pero no autoridades del calibre intelectual del señor Ángel Calle. Pero como me ha sorprendido, le quiero contestar a un par de cositas. Puedo ser un energúmeno, una persona de bajo nivel y un ignorante, pero lo que no soy es un cobarde, prefiero ser lo que usted me llama y tener principios (palabra que usted no entiende) antes que esconder como un perro el rabo entre las patas, y donde dije digo, digo Diego. La verdad es, que cuando leí la noticia me hizo mucha gracia, pues el chiste "progre" de quemar una sola foto se le vino grande, y ahora como hemos podido observar, ha hecho alarde de lo buen político que es, porque lo que es como socialista le garantizo que nó.

Si, señor Alcalde, soy un ignorante, semi-analfabeto, como lo són mis padres, como lo fueron mis abuelos, esa es la herencia que nos ha dejado a este pueblo la monarquía a lo largo de la historia y 40 años de dictadura, de terror y de barbarie. Y por eso, mira por donde, lo menos que puedo hacer en esta vida, es intentar que mis hijas no sean como su padre, es decir, unas ignorantes.Señor, alcalde de Mérida, yo no he robado ni he matado a nadie, no he cometido ningún delito, pues si es delito quemar un trozo de papel impreso, muy mal está la cosa. Yo no tengo nada encontra de la persona, pero si de la institución a la que representa, y que usted y los que son como usted me hablen de democracia y defiendan a una institución que es la más antidemocrática que existe, eso si que tiene delito.

Creo que se ha equivocado de persona, pues ni soy un anti-sistema, ni un extremista, ni un joven punk de 20 años con los pelos de colores, solo soy un ciudadano más, un padre de familia que paga sus impuestos, su hipoteca, que trabaja honradamente (cosas que no hace su moralista rey y menos aún su heredero, el cual como todos sabemos vive en un pequeño piso de alquiler) y que se dedica a crear obras, las cuales pueden gustar a unos y a otros no, pero que expresan lo que siento y lo que pienso. Acaso eso es un delito, me van a condenar por ello, si es así, haganlo, pero le garantizo que con ello no me van a cambiar ni mi actitud, ni mis ideas y menos aún callarme la boca.

Por último le quiero decir, que cuando la monarquía caiga en este país, y le garantizo que caerá y usted y yo lo veremos con nuestros propios ojos, los de su especie comenzaran a cambiar su discurso, y se convertiran en los más republicanos, los abanderados del cambio, pues hay que seguir comiendo de la olla grande. La historia algo de esto nos ha enseñado, pero... que le puede decir un pobre ignorante como yo.

En definitiva y según usted, el energúmeno junto con otros 70.000 energúmenos participamos en un festival estupendo, lleno de convivencia y donde no hubo ningún incidente, sin olvidar que todos esos energúmenos no son extraterrestres, sino hijos de la María, del José, del Antonio, de personas que viven en este país y que mediante su trabajo y su esfuerzo hacen que todo esto funcione, cosa que no podemos decir de su amado y parasitario rey y de todo su séquito.

Sin más, le saluda atentamente,

El Noi del Sucre.