sábado, 23 de mayo de 2009

LA HIPOCRESIA DE LA IGLESIA

El científico y humanista italiano del Renacimiento, Galileo Galilei (1564-1642),Recibió ayer el primer homenaje de la Iglesia católica en 445 años con una misa solemne en su recuerdo atendida por científicos y astrónomos de todo el mundo.

La misa, oficiada en un templo de Roma por monseñor Gianfranco Ravasi, estuvo promovida por la Federación Mundial de Científicos, como parte de los eventos por la celebración del Año de la Astronomía, pero la Santa Sede aprovechó la ocasión para hacer sentir claramente su aceptación del legado del científico dentro de la doctrina católica

“Hombre divino”.
El secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, afirmó en un mensaje enviado a los participantes que Galileo es justamente descrito como un “hombre divino” y añadió que el humanista italiano fue un hombre de “ciencia” y de “fe”.

Bertone apuntó que también hoy en nuestra época emerge una nueva frontera de científicos que sobre el legado de Galileo no renuncian ni a la razón ni a la fe, lo que de hecho las revaloriza en su “propia reciprocidad”.

A través de Bertone el Papa Benedicto XVI bendijo a los participantes en el evento, entre ellos la academia de la Ciencia de China.

Los representantes chinos anunciaron que donarán a la Basílica de Santa María de los Ángeles una estatua de bronce de Galileo, obra de un famoso artista de su país.

ALUCINANTE: como siempre la Iglesia cubriéndose de gloria. Ahora resulta que Galileo era un hombre de ciendia y de fe, (por eso lo quemaron). Bendicen a los participantes, que son científicos, cuando no cree en la ciencia, ni en la evolución (recordemos: Dios creó el mundo). La ciencia y la fe no son compatibles, ya que le ciencia intenta demostrar el por qué de las cosas, mientras que la fe (la que han dictado desde la Iglesia) niega la razón de ser, el conocimiento de las cosas; simplemente tienes que creertelo, si o si.No me extraña que cada vez tengan menos seguidores; eso si, los que tienen son de lo más integrista que te puedas imaginar.