viernes, 12 de junio de 2009

Inmigrantes denuncian que les ofrecieron trabajo por ir al mitin de Rajoy en Valencia

Cerca de 100 inmigrantes fueron trasladados sin saberlo a Valencia
Les habían ofrecido trabajar en la recolecta de ajo en Murcia y Albacete
El pasado martes se les dijo que 'sólo podían contratar a españoles'



video

El Centro Integral de Inmigrantes Latinoamericanos de Castellón ha presentado una denuncia por un presunto fraude contra 39 de sus miembros a los que se ofreció un puesto de trabajo a cambio de acudir al mitin electoral que el Partido Popular dio el pasado 2 de junio en la plaza de Toros de Valencia.

Según han explicado desde la asociación a elmundo.es, hace alrededor de dos meses, una persona de Burriana, "que se identificó como Pablo Larrocha", se puso en contacto con ellos para contratar a 39 hombres para recoger ajo en Albacete y Murcia.

"Unos días después nos avisaron de que iban a pasar a recoger la documentación. Todos los interesados presentaron sus fotocopias del DNI y tarjetas del CIF compulsadas por la notaría. Entonces nos dijeron que para tener el trabajo tenían que ir antes a un acto en el parque de Ribalta de Castellón", relatan un responsable del centro.

"Fuimos hasta Ribalta pensando que era allí el acto, pero desde allí nos llevaron al estadio de Castalia donde había unos autobuses que nos llevaron hasta Valencia, a la plaza de Toros, al mitin del PP", explica una de las personas que fue estafada. "Yo no sabía que íbamos a un mitin", repite.

Cerca de 40 personas y sus respectivas familias, latinoamericanos, africanos y rumanos, en total cerca de un centenar, asistieron al acto electoral presidido por Mariano Rajoy y Francisco Camps en Valencia, el mitin más multitudinario de la campaña de las Europeas en España.

Desde en Centro de Inmigrantes explican que tras el acto, se pusieron en contacto de nuevo con su "mediador" para agilizar la firma de los contratos, sin embargo éste les dio largas hasta que el pasado martes fueron informados de que no habría trabajo para ellos.

"El martes nos dijeron que había habido un problema y que los empresarios de Albacete habían dicho que ya no querían inmigrantes, que sólo contratarían a españoles", apuntan. "Ahora vienen cada día inmigrantes de diferentes países a preguntar por su trabajo y no tenemos nada".

No hay comentarios: