viernes, 26 de junio de 2009

CENSURA EN IRAN

LA CENSURA DE IRAN NO PUEDE CON INTERNETPartidarios y detractores de Ahmadineyad se han echado a las calles en una auténtica batalla campal tras anunciarse la reelección del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, en las elecciones iraníes. El flamante presidente aseguraba que han sido unos comicios "limpios y saludables" al tiempo que ordenaba acallar las protestas con un fuerte control informativo que parece haber afectado también ala UE y EE UU, pues se mantienen callados y a la espera


No ha habido observadores internacionales, la Fundación Carter no ha aparecido, los representantes de la UE tampoco... Las elecciones en Irán han dado como ganador, con más del 60% de los votos, al radical Mahmud Ahmadineyad, y sus opositores han estallado de furia al considerar que han sido un fraude. Las únicas acusaciones claras de la oposición reformista, encabezada por Husein Musavi, son la falta de papeletas, la irregular extensión sin control de los horarios de los colegios electorales y los recuentos arbitrarios. Hay decenas de detenidos, entre ellos políticos y periodistas. Irán ha entrado en una fase inestable que aún hace más peligroso a Ahmadineyad. No es manera de empezar una etapa tras unas elecciones que el líder iraní ha calificado de "justas y libres". La imposibilidad de que notarios exteriores certifiquen sus palabras es quizá el primer síntoma de que no han sido tan justas ni tan libres.