viernes, 12 de junio de 2009

Concentración contra el Toro de Coria

Se acerca un año más una nueva muestra de maltrato animal, amparada bajo el nombre de “tradición”.Con la entrada del solsticio de verano, del 23 al 29 de Junio en Coria (Cáceres, Extremadura), se celebran sus fiestas patronales, las Fiestas de San Juan. Como no podía ser de otra manera, ya que en este país el sufrimiento y muerte de un animal sigue siendo motivo de diversión para unos cuantos, se llevará a cabo una muestra más de barbarie y violencia.

Estas fiestas consisten en soltar varios toros, dos por día, que son obligados a caminar por un recinto cerrado, mientras los festeros se divierten lanzándoles dardos mediante cerbatanas. Estos dardos se clavan en todo el cuerpo del animal: morro, testículos, ojos, etc. Cuando el animal no puede más, y los festeros consideran que ya se han divertido suficiente, se le da al toro el tiro de gracia, que acaba con su vida y pone fin a su tortura. Unas horas más tarde, otro toro correrá la misma suerte.

Este año Ecologistas de Extremadura, CACMA (Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal) Asociación Animalista Libera!, PACMA (Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal), FEPAEX (Federación de protectoras de Extremadura) quieren mostrar su absoluto rechazo a esta “fiesta” especialmente cruel y sádica, concentrándose en Coria el sábado 20 de junio.

Ven, no permanezcas impasible. Muestra tu rechazo a la barbarie. Recuerda que los animales están solos y que, con el comienzo del verano, se inician también las “fiestas” donde se les tortura.

Nuestra protesta pacífica no es contra el municipio, sino contra un festejo donde unos seres vivos, animales como nosotros/as, son torturados cruelmente.

Si queremos vivir en un país avanzado, progresista y ético, debemos comenzar por revisar nuestras costumbres, defendiendo aquéllas que aporten cultura y riqueza, que nos hacen mejores personas, y terminando con las que sólo provocan sufrimiento y sangre.

El Toro de Coria es una “costumbre” que debe desaparecer, porque torturar a un animal por diversión y disfrutar con su desesperación y con su muerte, es una trivialización brutal de la violencia, en la que educamos a los niños y niñas.

Porque la violencia es violencia siempre, independientemente de quien sea la víctima. Porque, como tú, queremos un mundo más justo: DI NO A LA TORTURA, DI NO AL TORO DE CORIA.

3 comentarios:

Graciela L Arguello dijo...

Estoy con ustedes, desde lejos, sin poder asistir, claro, pero me he sumado en otras oportunidades del único modo a mi alcance, es decir subiendo mi protesta a la red, en foros de debate y con un par de posts en mi propio blog. ¡¡¡Fuerza en esta lucha, un día la razón y la sensiblidad saldrán necesariamente triunfantes!!!

coyas dijo...

Que prohiban los toros en todas las fiestas del mundo mundial, a ver qué pasa luego. ¿Es que os creéis que estos animalitos desvalidos nacen y viven libres en algún lugar virgen y recóndito dónde son atrapados y luego soltados en las plazas de toros. Conseguid vuestro propósito y seréis us auténticos verdugos. Esta raza bovina solo existe porque tiene esta utilidad lúdica, nada más, si las fiestas taurinas desaparecen los toros bravos se extinguirán con ella, solo podréis verlos en zoológicos y circos que, por cierto, tampoco os gustan.

INFIERNO ROJO dijo...

Y para que no se extingan les hacemos sufrir hasta el infinito, hay mas de uno que deberia extinguirse eso si, pero no son toros, sino toreros.