jueves, 20 de noviembre de 2008

Monumentos de Béjar

Palacio Ducal de Béjar

La plaza Mayor está presidida por la inmensa mole del que fuera palacio ducal, hoy instituto de enseñanza secundaria, por lo que del verdadero palacio queda muy poco. Sobre el antiguo castillo medieval se edificó por los Zúñigas el palacio cuando corría el siglo XVI. No obstante, en la parte posterior del mismo aún se conservan restos, la entrada principal de la alcazaba, que nos da una idea de la primitivez de la vieja fortaleza, dotada de antemuro en el que se abre un arco semicircular timbrado con las ramas de los duques. Hay muy cerca, aunque no a la vista del público, un enorme cubo desmontado.


Del palacio permanece la fachada principal jalonada, a uno y otro lado, por sendos cubos, uno redondo y el otro poligonal. Ambos, en lo más alto, están guarnecidos con azulejos blancos y azules, cornisas y escudos. También nos queda la fachada de mediodía, que ofrece varias ventanas bien trazadas, con iguales escudos. Hay, sobre un dintel, una inscripción en letras romanas muy difícil de leer, aunque según se cree tales leyendas son las que reproduce Ventura Lirios en su famoso cuadro





Por dentro, es digno de verse el patio, con galerías de arcos y columnas semijónicas en dos alas y en ambos pisos, sobre cuyas enjutas alternan los escudos, algunos con las iniciales F y G, que corresponden a don Francisco de Zúñiga y doña Guiomar de Mendoza. En uno de los lienzos se desarrolla la escalera, que recibe entrada y luz desde el patio por un serie de arcos rampantes, muy aplanados, que se sostienen sobre columnitas jónicas muy bellas y sus pedestales.



El último frente del patio es una pared llana en la que campean enormes escudos de los Zúñiga y Sotomayor y, abajo, tiene una bellísima fuente con taza poligonal y una robusta venera por cubierta. Está decorada por medias columnas corintias, entablamiento y remate de talla; los carteles ostentan las iniciales coronadas D.F.M y el año que en el friso, se señala de esta forma: A.D.M.Q.S.N (1569)

A la derecha del palacio hay una placita llamada del Aire, donde se conserva un trozo de muralla, una puerta de ésta y un cubo desmontado.