domingo, 28 de diciembre de 2008

La iglesia y la tauromaquia

La iglesia continua condenando en voz alta, como hizo la santidad de pio V, estos sangrientos y bochornosos espectaculos

Pocos taurinos saben que en 1857, el Papa Pío V promulgó la bula “De salute gregis dominici” decreto contra los encierros y corridas de toros, en el que se excomulga y se niega sepultura cristiana a los toreros y aficionados por considerar estos espectáculos más propios de demonios que de personas. La bula sigue vigente, así lo recordó el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Gasparri: “La iglesia continúa condenando en voz alta, como lo hizo la Santidad de Pío V, estos sangrientos y bochornosos espectáculos”.

video

Pero, a la hora de la verdad, la iglesia y en especial la española no se ha distinguido precisamente por condenar “en voz alta” tal canallada; más bien, ha sido cómplice con su silencio o su participación activa, admitiendo se celebren torturas y se asesinen a toros en nombre de vírgenes y santos, o bendiciendo cosos taurinos. En cada plaza de toros, hay una capilla. Matar y luego rezar. O al revés. No había un 5º mandamiento?


video

1 comentario:

Graciela L Arguello dijo...

No sabía que alguna vez hubo una condena a la tauromaquia desde la Iglesia. Si bien no soy religiosa ni muchísimo menos, me parece que los que peleamos por la abolición de esa forma de tortura deberíamos aprovechar mejor esta información, y divulgarla, señalando al menos la incoherencia que tan bien se describe en este post, excelente, por cierto
Un abrazo Graciela