miércoles, 16 de septiembre de 2009

Ataque con bomba contra un centro social okupado

El 3 septiembre, de madrugada, la calle Acuerdo, en el céntrico barrio madrileño de Malasaña, despertó sobresaltada por una explosiónEl 3 septiembre, de madrugada, la calle Acuerdo, en el céntrico barrio madrileño de Malasaña, despertó sobresaltada por una explosión. Se trataba de una bomba incendiaria, potente y relativamente elaborada (unos sprays atados a una gran lata de gasolina provista de mecha), colocada a la altura del número 8 de la calle, ante el centro social okupado Patio Maravillas.

El estallido originó un importante incendio que afectó a la fachada del edificio y al balcón de un vecino, además de calcinar una cabina telefónica que el centro social había habilitado para realizar llamadas gratuitas mediante tecnología IP.

“Era una infraestructura que utilizaban numerosas personas del barrio, sobre todo migrantes”, subrayan desde el Patio Maravillas. “Apagamos el fuego y, mientras tanto, algún vecino llamó a los bomberos que fueron los que terminaron de extinguir el incendio”, explican los miembros del centro social que se encontraban en esos momentos en el interior del edificio. “A nivel colectivo se queda, claro, el susto tremendo y el miedo que una situación así mete a los vecinos y vecinas de la calle”.