jueves, 11 de noviembre de 2010

El Frente Polisario denuncia que Rabat está cometiendo una "limpieza étnica" en El Aaiún


Jueves, 11 de noviembre 2010

MÁS DE 4500 HERIDOS, MÁS DE 2000 DETENIDOS, DECENAS DE MUERTOS

La ciudad de El Aaiun durante estos días después del desmantelamiento criminal del Campamento de Gdeim Izik, se mantiene en estado de sitio. El ejército, las Fuerzas Auxiliares y la policía, continúan atacando las viviendas de los ciudadanos saharauis, deteniendo a todo el que encuentran, apaleando a familias enteras, secuestrando a los jóvenes, sobre todo en los barrios de Skeikima, Bucraa y Mattalla, mientras que en los barrios del este de la ciudad, como Raha, Duerat y otros, hasta ayer por la mañana se producían continuos allanamientos de viviendas por los distintos cuerpos de represión, que obligan a los ciudadanos a gritar “Viva el Rey”, “Sáhara marroquí” y frases por el estilo.

El ejército ha robado vehículos de saharauis para quemarlos en plena calle deteniendo a sus ocupantes y a decenas de jóvenes en cualquier rincón en donde sean localizados.

Estas detenciones abusivas e indiscriminadas que van seguidas de largas torturas, son ejercidas por el ejército y las Fuerzas Auxiliares, mientras que la policía maneja listas concretas de personas y viviendas diferenciando sus ataques entre jóvenes de la Intifada y defensores saharauis de DD.HH.

Aunque el Frente Polisario cifró ayer en 19 el número de fallecidos, la cantidad de cuerpos sin identificar podría superar la centena, según Thawra, que denuncia que Marruecos está amontonando los cadáveres de saharauis en pozos y fosas comunes.
"El control militar en El Aaiún es brutal y a los saharauis se les hace totalmente imposible recoger pruebas de las agresiones y asesinatos que está cometiendo Marruecos", asegura esta organización.

"Si la comunidad internacional no interviene el pueblo saharaui recurrirá a todos los medios incluida la guerra", ha denunciado el representante en España del Frente Polisario.